15 de octubre, 2015

Recortes en Repsol

Hoy, 15 de octubre, Repsol ha presentado formalmente el nuevo PLAN ESTRATÉGICO 2016-2020: VALOR Y RESILIENCIA en el que se fijan como principales objetivos la creación de valor y el aumento de la resiliencia, entendida como la capacidad para afrontar situaciones adversas y adaptarse rápidamente al cambio. Se propone alcanzar un resultado bruto de explotación (Ebitda)de hasta 11.500 millones en 2020, lo que implica duplicar su resultado en un periodo de 5 años. La compañía prevé reducir hasta el 38% el volumen de inversión y desprenderse de activos no estratégicos por valor de 6.200 millones de euros —3.100 millones de euros en 2016-2017 y 3.100 millones de euros en 2018-2020—.

repsol-1

El Plan contempla mayor integración y aprovechamiento de las nuevas sinergias que surgen a raíz de la  integración de Talisman y reportarán, según Repsol, un ahorro de hasta 350 millones de dólares. Algunas de estas sinergias se materializan en una reducción de plantilla y contratistas, supresión de duplicidades en ciertos servicios, eliminación de comités duplicados o el menor coste de la deuda gracias a la optimización financiera conjunta, entre otras. Este ahorro en costes asciende a 2.100 millones de euros anuales a partir del 2018 si se conjugan estas sinergias junto con el Programa de Eficiencia.

 repsol-2

Repsol se compromete a mantener el actual dividendo de un euro por acción, distribuido bajo la fórmula de scrip dividend —posibilidad de retribuir el dividendo en efectivo o en acciones—. Aún situándose en un escenario desfavorable —stress scenario—con el precio del barril de Brent en torno a 50dólares, Repsol cree que será capaz de conservar un flujo de caja positivo para atender a las necesidades de inversión, abonar el dividendo y reducir endeudamiento.

En área de negocio upstream se prevé reducir el gasto en exploración y recortar la inversión un 40%, registrando una producción de entre 700.000 y 750.000 b/d.

En cambio, en el área de negocio downstream, el plan incluye una mayor integración entre las actividades de refino y marketing, con desinversiones en activos no estratégicos y una reducción de los costes energéticos y emisiones de CO2. Con estas medidas, Repsol pretende generar una media de flujos de caja libre por valor de 1.700 millones de euros anuales y un ahorro de aproximadamente 500 millones de euros anuales por las mejoras en la eficiencia del negocio downstream.

Las principales claves del PLAN ESTRATÉGICO 2016-2020 se plasman en el siguiente cuadro que elabora la propia compañía.

Echamos de menos un detalle del impacto que tendrán en las estaciones de servicio estos fuertes recortes y nos tememos que la cuerda apriete para la parte más débil. Mientras en la bolsa Repsol ha llegado a valer hace unos días la mitad que hace un año y un tercio del valor al que adquirieron su participación alguno de sus accionistas de referencia.

repsol-3

ENLACE VÍDEO PLAN

www.aguayoabogados.es