15 de julio, 2013

LA REGULACION DEL SUMINISTRO EXCLUSIVA. EL REAL DECRETO-LEY 4/2013 Y EL DESARROLLO POSTERIOR POR CONGRESO Y SENADO.

Tras su paso por el Congreso y Senado y a la espera de su aprobación definitiva, la cual es más que previsible en los términos que a continuación detallamos, la regulación de los contratos de suministro en exclusiva en estaciones de servicio en el proyecto de Ley de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación del empleo (procedente del Real Decreto-Ley 4/2013, de 22 de febrero) quedaría de la siguiente manera:

1. EXCLUSIÓN DE LOS CODOS.

EL RD-Ley 4/2013 había introducido una limitación de dichos pactos de suministro en exclusiva a un máximo de un año, con dos posibles prórrogas anuales a instancia del explotador, así como la prohibición de la fijación, directa o indirecta, incluyendo la pura recomendación, de los precios de venta al público por parte del operador a la estación de servicio. Ahora las limitaciones de duración así como la prohibición en materias de precios no son de aplicación “cuando los bienes o servicios contractuales sean vendidos por el comprador desde locales y terrenos que sean plena propiedad del proveedor”.

2. NUEVO PLAZO DE UN AÑO PARA ADAPTACIÓN.

Para todas las demás relaciones contractuales, sometidas a las nuevas regulaciones, el plazo de adaptación será de un año, pero no desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 4/2013, sino desde la entrada en vigor de la nueva Ley, una vez aprobada definitivamente por el Parlamento y publicada en el Boletín Oficial del Estado.

3. POSIBILIDAD DE SOLICITAR POR LOS DODOS LA VENTA EN FIRME.

Se añade un apartado 3 al artículo 43 de la Ley de Hidrocarburos, en virtud del cual se concede a los propietarios de estaciones de servicio la posibilidad de solicitar, en la firma de los acuerdos de suministro en exclusiva con los operadores al por mayor, que se recoja en el clausulado, la venta en firme de los productos. La novedad aquí consiste en su reproducción tras la aprobación de las limitaciones actuales.

4. POSIBILIDAD DE SOLICITAR POR LA PETROLERA CONTROLES A LAS ESTACIONES y OBLIGACIÓN DE INFORMAR DE LAS APARENTES DESVIACIONES.

Es novedad también la facultad de las compañías petroleras de establecer los sistemas de inspección o seguimiento adecuados para el control del origen, volumen y calidad de los productos suministrados a las estaciones de servicio abanderadas bajo su marca, y ello con independencia de las facultades convenidas contractualmente por las partes del pacto de suministro en exclusiva. En caso de detectarse por la petrolera indicios de fraude o desviaciones, estará obligada de informar a las autoridades administrativas competentes para que éstas puedan adoptar las medidas adecuadas en protección de los consumidores y usuarios.