29 de abril, 2014

La adaptación de los contratos a golpe de imposición unilateral

Cuando quedan tan sólo unos días, escasos ochenta y tantos, para adaptar todos los acuerdos de suministro en exclusiva, algunas operadoras petrolíferas han decidido cerrarse en banda a circular unos documentos de adhesión que, por regla general, pretenden dejar las cosas igual que estaban.

Yo me pregunto: si la nueva Ley 11/2013 pretende dar un impulso a la competencia, favorecer la implantación de nuevas estaciones y liberalizar el precio de venta al público para que todos los propietarios puedan competir, ¿qué sentido tiene que la adaptación consista en un documento, que partiendo de los márgenes anteriores a la Ley, pretenda que el reparto de la tarta siga igual?

A mí me parece que si eso es así, más que adaptar a la Ley lo que está pretendiéndose por algunos es saltársela a la torera.

Si las nuevas condiciones tras la adaptación no permiten al abanderado poner unos precios competitivos porque, en pocas palabras, deban contribuir con un delta fuera de mercado sobre el Platts, habremos hecho con unas tortas un pan.

Seminario en Burgos 7 de Mayo.

SEMINARIO BURGOS EESS'14.640px